La plaza del Ayuntamiento ya se abre al mar

La demolición de las tres viviendas situadas en la Avenida del Mediterráneo frente a la plaza Al-Ándalus supone la recuperación para los vecinos del municipio de una superficie total libre de 450 metros cuadrados junto al paseo marítimo.

Plaza Al-Ándalus. 2018.

El proyecto que el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria anunció el pasado 19 de diciembre es ya un hecho. La demolición de tres viviendas desocupadas ubicadas en la acera sur de la Avenida del Mediterráneo, expropiadas por el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, suponen un nuevo espacio abierto de 450 metros cuadrados, con una apertura al litoral de 30 metros lineales.

Francisco Salado, alcalde de Rincón de la Victoria, comentaba entonces que la actuación “está incluida en la estrategia de ciudad sostenible y moderna, creando espacios abiertos al mar y zonas verdes, y aumentando la superficie peatonal que potencie el comercio local”.

La actuación irá también acompañada del desplazamiento de la parada de transporte público hacía el este, a pocos metros de donde actualmente está ubicada.

La redacción del proyecto ha sido elaborado por los servicios municipales y cuenta con un presupuesto inversor de 216.159,16 euros contemplado en los presupuestos municipales de 2018. El proyecto contempla labores de desmontaje, traslado y colocación de elementos, acerado, alumbrado público, jardinería, mobiliario urbano, saneamiento, señalización, seguridad y gestión de residuos.

(Plaza Al-Ándalus. 2017)

Un largo proceso

El Texto Refundido del Plan General de Urbanización Urbana vigente (1992) establece esta localización como zona verde pública. La construcción de las viviendas, según datos del catastro, datan del año 1960. La expropiación de tres viviendas situadas en los números 104, 106 y 108 de la Avenida del Mediterráneo, actualmente desocupadas, se ha realizado a cambio del justiprecio establecido.

Aunque fue a finales de la década de los 90 cuando se aprobó la expropiación, ésta se retrasó mientras estuvieron ocupadas.

La empresa adjudicataria, Naxfor Ingeniería e Infraestructuras, SL ha sido la encargada de los trabajos que ha tenido una duración aproximada de un mes y un presupuesto de 20.690,63 euros.

 

Solicitud del Grupo Municipal socialista

El 14 de diciembre el grupo socialista registró una propuesta para la nominación del espacio, “consideramos una cuestión de justicia que la plaza lleve el nombre de Pepe el Boticario, es así como lo conocía todo el mundo, que atendía a la gente durante las 24 horas del día en la que fuera la primera farmacia del municipio y que durante toda su vida, desde que se trasladó a nuestro municipio ha residido en esa vivienda junto a su familia”, informaba la portavoz Encarnación Anaya.

José Domínguez Galdón, Pepe el Boticario, nació en Granada y en los años cincuenta, antes de acabar el servicio militar, se trasladó a trabajar a Rincón de la Victoria a la única farmacia que existía entonces, la farmacia Velasco Goicoechea. Los turnos de trabajo eran de 24 horas, puesto que por la mañana abría en horario habitual y por las noches atendía todas las urgencias sin descanso que se presentaban en todo el término municipal. Contrajo matrimonio con Antonia Guerrero, vecina de nuestro municipio, con la que tuvo tres hijos y desde entonces hasta hace pocos meses han vivido en una de las viviendas situadas en la Avenida del Mediterráneo frente al Ayuntamiento.

La propuesta se debatió en el Pleno de diciembre del pasado año y finalmente se acordó comenzar el proceso administrativo con los consiguientes informes técnicos y las aportaciones de los colectivos, tras las explicaciones del Partido Popular y del Secretario municipal.

Fuente: elrinconhabla.com